Los Gemelos De Tierra Caliente | Sueño De Un Emigrante

Go To Artist Page

Recommended if You Like
Las Voces Del Rancho Los Dos Grandes De La Sierra Miguel Y Miguel

More Artists From
United States - California - LA

Other Genres You Will Love
Latin: Banda Latin: Ranchera Moods: Solo Male Artist
There are no items in your wishlist.

Sueño De Un Emigrante

by Los Gemelos De Tierra Caliente

Regional Mexican music based on real life stories accompanied by heavy brass band.
Genre: Latin: Banda
Release Date: 

We'll ship when it's back in stock

Order now and we'll ship when it's back in stock, or enter your email below to be notified when it's back in stock.
Sign up for the CD Baby Newsletter
Your email address will not be sold for any reason.
Continue Shopping
available for download only
Share to Google +1

Tracks

Available as MP3, MP3 320, and FLAC files.

To listen to tracks you will need to either update your browser to a recent version or update your Flash plugin.

Sorry, there has been a problem playing the clip.

  song title
share
time
download
1. Sueño De Un Emigrante
Share this song!
X
2:43 $0.99
2. Dolor De Mi Dolor
Share this song!
X
2:48 $0.99
3. El Mal De Amores
Share this song!
X
3:02 $0.99
4. Esas Alas
Share this song!
X
2:25 $0.99
5. Corazon Ciego
Share this song!
X
2:46 $0.99
6. El Fuereño
Share this song!
X
3:05 $0.99
7. La Monga Y El Alambrado
Share this song!
X
3:10 $0.99
8. Las Dos Michoacanas
Share this song!
X
2:44 $0.99
9. El Terremoto
Share this song!
X
3:34 $0.99
10. Recuerdos De Mi Madre
Share this song!
X
2:46 $0.99
11. Boda En El Cementerio (La Novia Muerta)
Share this song!
X
2:52 $0.99
12. La De Minifalda
Share this song!
X
3:12 $0.99
13. El Viejo Bar
Share this song!
X
4:11 $0.99
preview all songs

ABOUT THIS ALBUM


Album Notes
Los Gemelos
De Tierra Caliente

Biografía

Dicen que tratándose de gemelos, uno de ellos siente dolor cuando el otro lo está padeciendo. En el caso de Ramón y José Torres Ochoa no ha sido así, pero algo significativo en ellos es que siempre han permanecido juntos y coinciden en sus gustos por algunas cosas. Es la sangre, el haber compartido la vida dentro de una misma bolsa materna y luego haber salido para iniciar una existencia personal y artística colmada de realizaciones. Juntos o individualmente, llevan la consigna de ser siempre mejores.
Estos hermanos nacieron en Apatzingán, un sitio por demás bello del estado de Michoacán, México, lugar considerado como de ‘tierra caliente’; de ahí que hayan adoptado el término como parte de su nombre artístico con todo tino, porque su clima es cálido, igual al que emana de su gente cuya característica es la nobleza y sinceridad. Personas sencillas que hablan con franqueza y entregan su amistad sin cortapisas.
Ni José ni Ramón saben quién llegó primero a este mundo, o tal vez no lo recuerdan debido a que tuvieron el infortunio de perder a su señora madre, María Guadalupe, quien falleció cuando ellos tenían dos años de edad. Y es porque ellos son los últimos hijos de la familia Torres Ochoa, once en total (6 hombres y 5 mujeres). Pero si algo conservan de ella y su padre, Jesús Torres, fue el legado de ser buenos hijos, amorosos con los suyos y el prójimo, auténticos luchadores en su vida profesional para honrar sus apellidos y el terruño querido. Cabe aclarar que estos gemelos aman dos sitios diferentes; Apatzingán, Michoacán porque ahí nacieron, y Tazumbo, Jalisco, porque fue el sitio que su familia eligió para vivir.
Se podría decir que ellos no tuvieron antecedentes artísticos porque en su infancia no aprendieron a tocar ningún instrumento musical, pero había una semilla en ellos que descubrieron siendo aún niños, cuando paseaban por el campo cuidando sus vacas, José empezaba a cantar y luego Ramón lo seguía, siempre terminaban cantando juntos. Nunca imaginaron que algún día se verían parados frente a un micrófono acompañados de una banda, para grabar discos.
Con la sinceridad que los identifica, los gemelos comentan que para ellos no fue difícil venir a Estados Unidos puesto que ya tenían a varios familiares radicando en Los Angeles, ellos les brindaron su apoyo y fue así que comenzaron a trabajar. Llegaron cuando contaban con 16 años y a esa edad se abría un sinfín de posibilidades para quienes tienen el deseo de triunfar.
Pasado el tiempo, José fue a radicar a San José, California, donde se reencontró con sus familiares que habían formado un grupo versátil llamado “Fantasía del Amor”. Por el nombre los promotores creían que era un conjunto musical romántico, sin embargo, se sorprendían cuando se enteraban que el conjunto tocaba música ranchera, cumbias, norteñas, banda, etc., pero lo que menos tenían en su repertorio era lo romántico. José se convirtió en vocalista del grupo, iniciándose así lo que el destino le tenía marcado.
Ramón viajaba cada fin de semana de Los Angeles a San José para reunirse con su gemelo y sus demás familiares; fue entonces cuando se llevó una sorpresa de las que suelen pasarles a los gemelos. Ese día “Fantasía del Amor” estaba por subir al escenario y Ramón llegó al sitio para verlos actuar. Dirigiéndose a tomar asiento, Ramón fue saludado por una bella joven a quien él no conocía, la chica se le acercó y le plantó un beso justo en el momento que anunciaban la presentación del grupo. La joven volteó hacia el escenario y se dio cuenta que se había equivocado de ‘galán’, al que había besado no era José sino Ramón. Lo que pasó es que José jamás le contó a la chica que tenía un hermano gemelo.
Otra anécdota de los gemelos en su infancia fue cuando José le pegó a Ramón y lo hizo llorar; su padre tratando de consolar al agredido le dio dinero para que fuera a comprar ‘trompos’. José fue castigado y entonces urdió una farsa: se paró frente a su padre con cara de aflicción y le dijo que le había dado su dinero a José y él ya no tenía con que comprar los famosos trompos. El padre no notó el engaño y le dio a José más dinero, pensando que estaba premiando al afectado. A propósito, en el sitio de nacimiento de los gemelos y entre sus familiares, existen tres partos de gemelos o cuates, una de ellas tuvo gemelos en tres ocasiones y otra se lució dando a luz ¡triates!
En la actualidad, cuando a alguno de los gemelos le gusta una camisa, pantalón, tejana, etc., compra dos iguales porque sabe que al otro también le gustará. Inclusive se da el caso que por las mañanas, al escoger la ropa que se pondrá cada uno, cuando se dan cuenta es que traen puesto algo similar. En su gusto por la ropa y las muchachas, coinciden casi siempre.
Ambos le van a un mismo equipo de futbol de México, Los Jaguares de Chiapas, porque en él juega su primo Carlos Ochoa. Fuera de eso, son fervientes ‘hinchas de “las chivas’ de Guadalajara. Pero si algo hay que destacar, es que a ambos les encanta jugar el ‘volibol callejero’, donde son verdaderos ‘ases’.
Dejando a un lado las anécdotas, como sucede muy a menudo con las agrupaciones musicales, “Fantasía del Amor” se desintegró cuando José tenía cerca de tres años de estar con ellos, en el momento que comenzaban a alternar con artistas reconocidos como Los Originales de San Juan o El Jefe y su Grupo, entre otros. Ramón no aceptaba que José dejara de cantar y comenzó a impulsarlo para que siguiera adelante con su vida artística. Ramón deseaba que su gemelo triunfara, él no tenía el menor interés de convertirse en cantante.
Los gemelos regresaron a Los Angeles y volvieron a su vida cotidiana, pero ésta impredecible como es, les tenía algo preparado para que ellos descubrieran su futuro. Como era su costumbre, al llegar la fecha de su cumpleaños, ellos organizaban una gran fiesta a la que llevaban ‘banda’ y entonces sí cantaban juntos. Era obvio que lo hacían bien pero ellos parecían no darse cuenta; quienes los escuchaban les decían que debían formar un dúo acompañado con banda y grabaran un disco.
Bueno, así es la vida y fue como ellos entendieron que su futuro estaba en la música, pero hacía falta algo más que los decidiera hacerlo. Dicen que no existe la casualidad sino la causalidad, cosa cierta, y sucedió que su tío Luis Ochoa, quien venía componiendo canciones desde hacía muchos años con la esperanza de que algún día alguien se las grabara, se conformaba con que cada diciembre, en las fiestas del pueblo, llegara José para cantarlas frente al público. Fue uno de aquellos días que escucharon el deseo de su tío Luís, que les pegó muy fuerte: “Cómo me gustaría escuchar alguno de mis temas tocados en la radio”.
El destino les tenía preparado el momento propicio para que todo se fuera acomodando a su antojo y convirtiera una realidad para los gemelos. José comenzó a tomar clases de canto medio a fuerzas, a insistencia de Ramón, y cuando se vislumbró la oportunidad de realizar una grabación, los gemelos se enfrentaron a una determinación final, porque uno no quería hacerlo si no lo hacía el otro. Tras una plática formal llegó la decisión final de que lo harían juntos.
Así que tomaron las canciones de don Luís, quien ya vivía en Los Angeles, y con gusto aceptaron cumplirle su sueño. Con el apoyo de otro familiar, su primo Luis Zambrano quien les financió la producción, grabaron su primer disco en un estudio de San José, California. Con puros temas inéditos de su tío. La producción no fue muy buena porque el sonido era demasiado apagado, así que vinieron a Los Angeles y aquí la terminaron pero el resultado final no los dejó satisfechos.
Eso no los desanimó y entonces grabaron su segunda producción, “Sueños de un Emigrante”, con doce temas de su tío Luís, pero cuyo primer corte es “Dolor de mi Dolor”, el único cover del disco, autoría de los famosos Hermanos Zaizar. La producción la realizaron en Batuta Records con el acompañamiento de la “Banda Azpericueta”, cuyo resultado ahora sí los satisfizo y le permitió a Luís Ochoa escuchar sus temas en las radios de Michoacán, pues los gemelos llevaron el producto cuando fueron a cumplir con unas presentaciones.
La primera de ellas se produjo el 28 de noviembre del 2004, cuando fueron a cantar en la fiesta de Tazumbo, Jalisco, donde lograron reunir alrededor de ochocientas personas, hecho jamás antes ocurrido en un festejo del lugar... a pesar que los gemelos tenían temor de actuar ante la gente que los conocía desde su infancia. Pero todo fue bien, tuvieron éxito resonante y de ahí los invitaron a participar en un evento de la lucha contra el SIDA, en Lázaro Cárdenas, Michoacán, en el cual la artista principal era la reconocida cantante Crystal y el comediante Manny Manuel. El auditorio era imponente, diecisiete mil personas lo conformaban. Pero Los Gemelos salieron triunfantes, ellos abrieron el concierto y al bajar del escenario el público no los dejó en paz hasta que firmaron innumerables autógrafos..., un éxito total que los medios escritos del lugar reseñaron en sus páginas periodísticas.
Fueron entrevistados por las radios de Cuencomán, Colima, y Lázaro Cárdenas, Apatzingán y Uruapan, Michoacán, inclusive en el canal 4 de Televisa Guadalajara. Y todo lo lograron con su estilo de cantar y llevando su segundo disco para mostrarlo a todos quienes quisieran escucharlo... las radios comenzaron a tocarlo. Su tío Luís Ochoa ya había sido complacido y el compromiso, cumplido.
A pesar de todas las vicisitudes José y Ramón o Ramón y José, porque para ellos no hay diferencia, si acaso la dualidad que provoca ser gemelos, les da la oportunidad de presentarse ante su público... ¡al doble! Pero los gemelos no han triunfado solamente en México; en Atlanta, Georgia, otros sitios de Alabama, el sur y norte de California, la gente ha gozado con las interpretaciones de Los Gemelos de Tierra Caliente.


Reviews


to write a review

Patty Fong, DJ, KBCS 91.3 FM Musica de la Raza Saturdays 5-7 a.m

Great dueto singing with traditional Mexican banda accompaniment!
Great dueto singing with traditional Mexican banda accompaniment.