Susana Harp | Mi Tierra, Vol.2

Go To Artist Page

Recommended if You Like
Cesaria Evora Eugenia León Lila Downs

More Artists From
Mexico

Other Genres You Will Love
Latin: Latin Folk World: World Fusion Moods: Solo Female Artist
There are no items in your wishlist.

Mi Tierra, Vol.2

by Susana Harp

Por segunda ocasión Susana Harp y la Banda Sinfónica del Estado de Oaxaca, se reúnen para interpretar canciones entrañables de esa fértil tierra. Retoman los ritmos tradicionales y lenguas de dioses que aún son parte de la cultura viva del sur del pais.
Genre: Latin: Latin Folk
Release Date: 

We'll ship when it's back in stock

Order now and we'll ship when it's back in stock, or enter your email below to be notified when it's back in stock.
Sign up for the CD Baby Newsletter
Your email address will not be sold for any reason.
Continue Shopping
available for download only
Share to Google +1

Tracks

Available as MP3, MP3 320, and FLAC files.

To listen to tracks you will need to either update your browser to a recent version or update your Flash plugin.

Sorry, there has been a problem playing the clip.

  song title
share
time
download
1. Dios Nunca Muere
Share this song!
X
3:20 $0.99
2. Flores Mazatecas
Share this song!
X
3:33 $0.99
3. La Malagueña Curreña
Share this song!
X
4:26 $0.99
4. Lindo Oaxaca
Share this song!
X
2:52 $0.99
5. Ya Te He Dicho
Share this song!
X
4:12 $0.99
6. Llevame Oaxaqueña
Share this song!
X
4:42 $0.99
7. Son Biigu
Share this song!
X
3:57 $0.99
8. Como un Lunar
Share this song!
X
4:29 $0.99
9. La Paulina
Share this song!
X
5:27 $0.99
10. Son Huiini
Share this song!
X
5:01 $0.99
11. Soliluna
Share this song!
X
4:07 $0.99
12. Fantasia Sobre la Danza de la Pluma
Share this song!
X
6:30 $0.99
preview all songs

ABOUT THIS ALBUM


Album Notes
Por segunda ocasión Susana Harp y la Banda Sinfónica del Estado de Oaxaca -la cual cuenta con más de 130 años de tradición-, actualmente dirigida por el maestro Eliseo Martínez, se reúnen para interpretar canciones entrañables de esa fértil tierra. Retoman los ritmos tradicionales y como siempre, lenguas de dioses que aún son parte de la cultura viva del sur del país.
Abordan Dios nunca muere de Macedonio Alcalá, el bolero Como un lunar de Álvaro Carrillo, Llévame Oaxaqueña, una canción casi olvidada de Samuel Mondragón, dos chilenas tradicionales de Costa Chica, una bellísima serie de pequeñas canciones mazatecas ligadas y convertidas en son, las cuales se cantan cuando se hace el ritual de acompañamiento de los niños santos, dos sones istmeños cantados en zapoteco, entre otras más.
Dentro de los pueblos indígenas, la música se ha convertido en una expresión genuina de su cultura, con sus lenguas, que para la cantante Susana Harp "cantan por si solas" por las tonalidades que manejan.
"Los idiomas indígenas de México, la mayoría, para escribirlos bien se tendrían que escribir sobre un pentagrama", "Qué increíble que tengas que leer algo en una partitura, y estás leyendo un cuento".
Originaria del estado de Oaxaca, Susana Harp ha estado empapada de las culturas indígenas que habitan esta entidad en el sur de México y que se hacen presentes en su música.
"Era salir a la calle y encontrarse con los colores de los trajes tradicionales de la gente que simplemente caminaba por la ciudad, escuchar las bandas de viento que pasaban en alguna procesión, o los miles de sabores que existen en la comida de Oaxaca”.
Desde su primer proyecto musical llamado Xquenda hace 16 años, Harp ha hecho referencia a esa herencia cultural indígena, con álbumes que abarcan la música mexicana desde la época prehispánica hasta la canción contemporánea en siete "lenguas de dioses".

México es uno de los países con más lenguas vivas en el mundo. En el país existen 62 pueblos indígenas, de los cuales hay 364 variantes lingüísticas, 68 agrupaciones lingüísticas, y 11 familias lingüísticas. El náhuatl es la lengua que más hablantes tiene con una población de más de un millón de personas.
"Cómo puedo hacer un disco de música mexicana si no incluyo a las otras 61 culturas que están tan vivas como la cultura mestiza, en especial en la dulzura del zapoteco”.

La música de Harp busca provocar e incitar a una reflexión "más allá de la pura estética de la canción", sobre la esencia de los pueblos indígenas en México, a partir de una defensa de sus lenguas y que estas puedan interactuar con otras culturas del mundo.

"Cómo leer poesía, con tantas imágenes oníricas, si es solo en español?".
"Me faltarían como cuatro vidas para poder hacer todo lo que hace falta en este país; es un país demasiado grande, demasiado rico, con demasiadas cosas"."Cada vez que el sol sale, me pongo mi huipil y doy gracias por poder portar esos textiles hechos con amor y con tanto cuidado”


Reviews


to write a review